Vaca 35 cimbró Guanajuato con una de sus obras de teatro más emblemáticas

Por: Rodrigo Cuevas Imagen: Cortesía

Guanajuato, Gto.- En el marco de su gira nacional, “Lo único que necesita una gran actriz es una gran obra y las ganas de triunfar” se presentó con éxito en el Teatro Cervantes en dos funciones. La obra es una de las más premiadas y aclamadas, especialmente en el extranjero, del colectivo mexicano Vaca 35 Teatro en Grupo de Ciudad de México.

Creada de manera colectiva en un cuarto de azotea en 2012 a partir del texto dramático “Las criadas” del francés Jean Gennet, la propuesta destroza cualquier posibilidad de ver un teatro ajeno, distante. En la segunda función algunos espectadores tomaron lugar en las butacas del foro, habituados al formato de sala, sin saber que tenían lugar en la escena.

Foto de Rodrigo Cuevas

Previamente en el vestíbulo, una frase del pintor Siqueiros en un programa de mano artesanal y un trago de alcohol de caña de Veracruz, ofrecido por su productor ejecutivo, José Rafael Flores, estimularon los sentidos para entrar en intimidad.

Al fondo del escenario, frente al muro del ciclorama, 45 sillas rodeaban en forma de herradura los cuerpos de las actrices Diana Magallón y Mari Carmen Ruiz, uno frágil y otro robusto, frente a frente en un espacio al margen de la maquinaria teatral.

Con contundentes acciones performativas y representativas, ellas encarnaron en cuerpo y voz a dos mujeres que sueñan con el éxito teatral desde un cuarto que es todo en uno: de lavado, baño, cocina y recámara. Allí su cotidiano discurre con intensidad y se revela las implicaciones políticas de éste. Vemos la opresión de cuerpos y territorio.

La palabra y la corporalidad de estas dos mujeres habitan con brutalidad y sutileza, con ira y ternura en un espacio de angustia y hermetismo pero que también se vuelve un espacio de libertad.

Es posible oler sus cuerpos, el piso y la comida; ver casi todos los ángulos de sus anatomías; extrañarse con los objetos cotidianos en escena -como un salero en una botellita de Yakult o un frasco de mayonesa McCormick para el aceite-, que siguen siendo los mismos desde el estreno de la obra; ver y sentir las reacciones de los espectadores. Estamos todos encerrados en un espacio roto con dos mujeres rotas.

Confesiones malditas dan cuenta de lo más oscuro del espíritu humano que, como en la ley del péndulo, las lleva a las utopías del humor contagioso, la belleza natural y el amor al enemigo. Todo frente a un pequeño altar de la virgen de la Paz donde expían sus pecados. El mundo no les permite rendición, ellas se la inventan.

La obra buscó alejarse de Genet y terminó siendo por consecuencia una fiel traducción mexicana del mundo Genetiano.

“Estamos muy contentos de estar por primera vez en Guanajuato. Los espectadores parecían duros, pero no, todo lo contrario. Es decir, generalmente estamos acostumbrados, y la costumbre a veces es mala consejera, a ciertas reacciones. Y aquí no estaba sucediendo. Pero en las dos funciones me di cuenta que la gente estaba súper compenetrada con la pieza y eso está increíble. Una conexión, totalmente enfocados en lo que acaba de suceder y eso está bien bonito”, dijo el director creativo Damián Cervantes.

El segundo día de función también quedaron fuera del teatro un grupo de personas suficientes para otras dos o más funciones. Guanajuato fue la ciudad número 35 totalizando 343 funciones de la obra.

La gira nacional de “Lo único que necesita una gran actriz…”  completará 29 presentaciones en 16 estados de 19 ciudades de la República, conmemorando 15 años de la compañía Vaca 35 teatro en Grupo financiado a través del Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción Nacional de Artes (EFIARTES) y con el auspicio de Vitalmex.

Te podría interesar

Inicia Feria del Libro en Irapuato

¿Ya conoces las actividades de Artes Visuales del ICL? Aquí la agenda

Abre Escuela de Música de León convocatoria para propedéutico de Licenciatura

Muestran la riqueza de Guanajuato en la 48 edición del Tianguis Turístico