Reseña de La Caída, una obra de Lola Lince: por Francoise Roy (galería de imágenes)

Por Uriel Cázares

Guanajuato, Gto.- “La Caída” de la Compañía de Danza Experimental de Lola Lince, se presentó este sábado en el 48 FIC como parte de los grupos artísticos que representaron a Guanajuato en lo que fue el primer Cervantino virtual de la historia.

La obra de Lince fue grabada para el Cervantino en el majestuoso Teatro Juárez de la ciudad de Guanajuato, Patrimonio Cultural de la Humanidad, y es sin duda, una producción de talla internacional que celebramos tener en el estado.

Felicidades a la Compañía de Danza Experimental de Lola Lince por el trabajo realizado, no hay duda de su entrega, calidad y profesionalismo. A Francoise Roy, agradecemos nos permita compartir su reseña.

Por Francoise Roy

“Si una caída es espectacular, en el sentido amplio de la palabra, es La Caída de la bailarina y coreógrafa Lola Lince.

Un despliegue muy ambicioso de recursos dancísticos que van desde lo ultra moderno a lo más clásico, y que fluye de tal manera que en ningún momento se nota la costura entre ambas propuestas.

Las piezas van del frenesí al movimiento muy posado y reflexivo característico de la obra de Lince.

Pocos artistas escénicos en México tienen tanto entendimiento de la fuerza del símbolo y de los contenidos poéticos que deben atravesar todo arte digno de ese nombre.

La obra de Lince, en rigor, es un poema sin palabras. Ir de lo dionisiaco y lo orgiástico,
de unas bacanales representadas por muchos bailarines en escena exhibiendo el placer y
el desenfreno a un solo en cámara lenta que sugiere una representación religiosa de la expiación del pecado es un tour de force que sólo una creadora con el talento y la originalidad de Lince puede lograr, toda vez que la intensidad y lo sublime de la música de Bach es la que nos da la pauta.

¿Quién puede resistir sin conmoverse a la imagen de una Virgen que se mueve al son de una cantata piadosa, ataviada de un vestido de bodas manchado de sangre?

Lince, en su papel de Madona en caída y en vía de redención, cobra vida en el escenario con una fuerza inigualable, bajo efectos de iluminación que realzan su expresión.

Quien esté familiarizado con el trabajo de Lince sabe que su genio radica en que lo histriónico y lo metafórico se maridan a la perfección con una técnica corporal impecable.

Todo en la obra merece aplausos, desde los gruñidos guturales hasta la música barroca de la banda sonora, desde la muchedumbre que se mueve en círculos hasta la aparición de la seudo reina de blanco que nos deja sin aliento, desde el andamio que evoca el origen arbóreo de la humanidad hasta el tálamo hecho ataúd abierto que acoge el cuerpo de la Inmaculada.

Vivas y más por ese viaje visual que transporta el espectador del origen edénico del Hombre acompañado de cantos de pájaros en la selva hasta su corrupción y su modernidad”.

Para ver la presentación de La Caída de la Compañía de Danza Experimental de Lola Lince sigue el siguiente enlace (clic aquí)

Te podría interesar

Apoya instituto de la juventud a los artistas en la gestión de espacios urbanos

Concluye 48 FIC Reportan más de 2 millones de espectadores. Cuba país invitado en 2021

Exhibe Museo del Pueblo gráfica de artistas de México

Con una “Carta a mis nietas y nietos”, Estela Cisneros gana concurso literario