“La inteligencia artificial: de la distopía a la sintopía” fue el tema de las Octavas Jornadas Digitales en UG

Por: Redacción imagen: cortesía

Salamanca, Gto.- Las Jornadas Digitales son una parte esencial del programa de Licenciatura en Artes Digitales de la División de Ingenierías del Campus Irapuato-Salamanca (DICIS UG) y que, en su octava edición, abordaron el tema “Inteligencia Artificial: de la distopía a la sintopía.

La disolución de las fronteras” en la que se desarrollaron reflexiones referentes al manejo y aplicación de la Inteligencia Artificial (AI por sus siglas en inglés), el arte, la condición humana y la cohabitación.

En el marco del 15° aniversario de dicho programa académico, el Departamento de Artes Digitales que dirige el Dr. Víctor Hugo Jiménez Arredondo, también celebró el Primer Congreso de Artes Digitales, acto en el que rindió protesta la nueva Mesa Directiva del Cineclub DICIS, a cuyos integrantes los une la afición al arte cinematográfico.

Andrea Victoria Arreola Montenegro, presidenta de Cineclub, consideró que el Grupo Organizado es un espacio inclusivo, diverso, abierto y afirmó que: “nuestra misión es explorar, aprender, analizar y celebrar el arte cinematográfico en todas sus formas y expresiones, además de incentivar la realización de material
audiovisual y obras propias, para que los proyectos de la comunidad sean visualizados y tengan largo alcance”, indicó.

La Mesa Directiva del Cineclub DICIS se integra por su vicepresidente Adrián Gallegos Quintanilla, por Irene Elizabeth Aguilar Villanueva quien funge como secretaria, por Ivanka Lorelei López Cabrera como Tesorera y las vocalías conformadas por Josué Adán Martínez Montes, Luis Eduardo Domínguez Hurtado y Aranza Vianey Guerrero Rodríguez.

“La sintopía como la hemos entendido con relación a la inteligencia artificial, nos lleva a tratar de reconocer a este elemento tecnológico como un elemento que tenemos que confrontar, no en términos de sustitución, sino en términos de reconocimiento de nuestra propia condición humana y esto, en el arte, tiene significado profundo”, resaltó durante la ceremonia inaugural el Dr. Víctor Manuel Reyes Espino, coordinador del mencionado programa académico.

“El arte por objeto nos lleva a cuestionarnos constantemente sobre la condición humana, si la inteligencia artificial nos pone de frente a esta condición haciéndonos reflexionar de nuevo, tal vez dejemos de tener un poco de miedo sobre el ámbito del uso tecnológico y la usemos como instrumento no para crear, sino para reconocer nuestra condición vigente”, agregó el Dr. Reyes Espino.

En su mensaje, el coordinador de la Licenciatura en Artes Digitales UG invitó a las y los presentes a: “discurrir de las distopías o discursos distópicos, mismos que surgen de trazos intensos de los temores derivados de la pérdida, en especial de la condición humana, y por lo general, los escenarios distópicos proponen siempre
dos posibilidades, una de ellas la resistencia ante los embates de aquello que puede aniquilar nuestra humanidad, o bien, una resignación abnegada y sumisa al inevitable destino que nos depara, abrazando con cierto nihilismo la sombría posibilidad de la aniquilación”, expuso.

Por otro lado, analizaron la “esfera sintópica”, un término empleado en las ciencias naturales para ejemplificar o para describir el fenómeno en el que es posible compartir y disolver fronteras, es decir, para vivir en un estado de cohabitación. En el mismo orden de ideas coincidieron en que la cohabitación es importante en el
siglo XXI porque es imperante la necesidad de habitar juntos esta casa común.

Asistieron al acto protocolario el Coordinador de Impulso Estudiantil UG Lic. Luis Rafael González Negrete, así como la Mtra. Brenda Gómez Villanueva y la Dra. Natalia Gurieva, ambas profesoras de la Licenciatura en Artes Digitales UG.

Te podría interesar

Luego de enfrentamiento, refuerza Guanajuato seguridad en sus límites con el estado de Jalisco

Publican convocatoria para designación de dos integrantes del Consejo Consultivo de la PRODHEG

Presentan nueva Junta Directiva del CLAUGTO

Garantizada la perfecta conservación de las 59 piezas en el Museo de las Momias