Feministas de 20 universidades, entre ellas la UG, lanzan propuestas para frenar violencia

Texto: CIMAC

Imagen: Archivo

Ciudad de México. De cara a los recientes paros en diversos planteles educativos, académicas y estudiantes de 20 universidades del país, entre ellas la Universidad de Guanajuato, lanzaron un manifiesto feminista en el que proponen una serie de acciones estructurales para que las instituciones de educación superior vayan “más allá de la simulación” en casos de violencia contra las mujeres.

Este manifiesto fue resultado del Cuarto Encuentro de Discusión y Análisis de Estrategias e Intervención a la Violencia por Motivos de Género en las Instituciones de Educación Superior, que académicas y estudiantes llevaron a cabo el pasado 27 de noviembre en el estado de Hidalgo.

Como resultado de este encuentro las feministas coincidieron en que las instituciones encargadas de regular la educación superior en el país deben elaborar un registro nacional sobre los casos de violencia contra las mujeres.

También exigieron considerar diferentes formas de reparación del daño para las víctimas, y que se construyan protocolos y reglamentos para la atención de estas violencias, con campañas y procesos de difusión para toda la comunidad universitaria, y con leyes que eviten la simulación institucional.

Las académicas y universitarias pidieron diálogos intergeneracionales que incluyan sus experiencias de acción y lucha, y que se les escuche para la generación de nuevos procesos y estrategias.

Asimismo, pidieron que se refuerce dentro de los recintos universitarios una cultura de no violencia hacia las mujeres mediante actividades formativas, como talleres, difusión y otras formas de visibilizar.

Continuidad, permanencia y trascendencia

Otra de las propuestas fue que los modelos de atención para casos de violencia de género dentro de las instituciones educativas se conviertan en una política institucional que tenga continuidad, permanencia y trascendencia para la vida universitaria.

Exigieron, también, que los organismos nacionales que rigen la educación superior, como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Media Superior (ANUIES) o Dirección General de Educación Superior Universitaria, elaboren un programa nacional con recursos específicos y suficientes para atender los casos de violencia.

Las feministas también propusieron procurar formas de vinculación interinstitucional para atender los casos, y que los planes y programas académicos de las diferentes instituciones implementen de manera obligatoria asignaturas sobre conocimiento feminista y teoría de género.

Las universitarias piden, como primer punto, reconocer la situación de precariedad y violencia que experimentan las estudiantes, académicas y trabajadoras administrativas de las universidades del país.

Las universidades firmantes son la Universidad Autónoma Metropolitana, unidades Xochimilco, Iztapalapa, Lerma y Azcapotzalco; Universidad Veracruzana; Colegio de la Frontera Sur; Universidad Intercultural del Estado de México; Universidad de Guanajuato; Universidad Pedagógica Nacional; Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura; Universidad Humanista de Hidalgo; Escuela Nacional de Antropología e Historia; y Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

También firmaron las Universidades Autónomas de México; del Estado de Hidalgo; de San Luis Potosí; de la Ciudad de México; de Ciudad Juárez; de Querétaro; de Chapingo; y de Quintana Roo.

Te podría interesar

SEMARNAT NEGÓ PERMISO PARA EXPLOTAR PROYECTO MINERO CERRO DEL GALLO EN DOLORES HIDALGO

Aprueban por unanimidad dictamen del empréstito solicitado por el Poder Ejecutivo

Visita director nacional del ISSSTE el Hospital Regional de León. Vino a identificar necesidades

El escritor leonés Rudel Oliva hace un llamado a razonar sobre las prácticas humanas