En el Día de los Inditos miles de leoneses visitaron a la Virgen de Guadalupe en León

Texto e imagen: Alicia Arias

León, Gto. Un año más, como desde hace 144 años, los leoneses católicos acudieron al Santuario de la Virgen de Guadalupe manteniendo viva la tradición del “Día de los Inditos”, fecha en la que las niñas y los niños son llevados a dar gracias a la Guadalupana ataviados con atuendos de indios.

Desde las cinco de la mañana ya había gente formada en las filas que se extendieron hasta cerca de las 11 de la noche de este domingo, filas que partieron del Santuario de la Virgen de Guadalupe, ubicado en la Calle Antillón, recorrieron la calle Álvaro Obregón hasta la Miguel Alemán, donde la fila doblaba hacia ambas direcciones extendiéndose varias cuadras, las cuales iban decreciendo conforme avanzaba el día.

La gente pudo entrar al santuario a las seis de la mañana, a la ocho se celebró la única misa que se ofreció en el lugar este domingo.

Desde que se abrieron las puertas no hubo ni un momento del día en el que no hubiera peregrinos entrando y saliendo hasta cerca de las 11 de la noche.

La tradición

El 12 de enero del año 1876 se celebró por primera vez en León el Día de los Inditos por órdenes del obispo María de Jesús Diez de Sollano y Dávalos, quien no quería que se opacaran las visitas a la Catedral Basílica de León el día 12 de diciembre, pues ahí era donde se visitaba a la Guadalupana porque aún no se contaba con un santuario dedicado a la virgen morena.

El santuario comenzó a construirse en el año de 1870 y fue bendecido cinco años después, un año más tarde, comienza la devoción de peregrinar cada 12 de enero, cuando los padres de familia llevan a sus hijos de “inditos”; así, la gente visitaba la catedral el 12 de diciembre y el santuario el 12 de enero.

La tradición del Día de los Inditos se sobrepuso a la del 12 de diciembre, dejando casi en el olvido las visitas del 12 de diciembre.

Los niños son vestidos Juandieguitos y las niñas de “inditas” para consagraros a la Virgen de Guadalupe y ofrecerle una serie de ofrendas, como flores, panes, frutas, legumbres, chorizo, etc., que llevan en huacales de carrizo y canastas de mimbre adornadas.

Así es aquí, en León, donde casi todo leonés fue llevado “de indito” al menos una vez en su vida.

Te podría interesar

La Feria del Libro de la UG se reinventa con un programa en línea

Abrirá el Forum Cultural sus jardines a partir de este viernes

Sí se realizará en León la Muestra de Danza Folklórica, pero será en línea

Anuncia Instituto Cultural de León becas para sus estudiantes