Curtidores acuerdan con SAPAL medir contaminantes que descargan a la red sanitaria

Por Redacción

Imagen: Cortesía

León, Gto. El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) y la Cámara de la Industria de la Curtiduría (Cicur) acordaron trabajar conjuntamente para adherir a las curtidurías al Programa de Regulación Ecológica (Preco).

Para empezar, serán 76 empresas las que se sumen al programa que tiene la finalidad de medir las descargas que depositan en la red sanitaria del municipio.

Con este acuerdo SAPAL se compromete a brindar la asesoría necesaria para la adecuación de las curtidurías para realizar los procesos de pretratamiento y la colocación de medidores; además, les ofrecerá el acompañamiento necesario para incorporar agua tratada en sus procesos, con lo que se podrá reducir el uso de agua potable, considerada también como de primer uso, informó SAPAL en un comunicado de prensa.

En una reunión virtual celebrada entre 60 empresarios curtidores, integrantes de la Comisión de Ecología de la Cicur e integrantes del Consejo Directivo de SAPAL se presentaron los detalles de los convenios que se firmarán las próximas semanas.

Jorge Ramírez Hernández, presidente del Consejo Directivo de SAPAL, destacó la importancia de los compromisos adquiridos que son resultado de la visión para establecer políticas sostenibles que regulen el uso del recurso agua en el sector industrial.

“Estamos en un momento muy importante. Tenemos una coyuntura virtuosa que nos permitirá poder reusar el agua. Ustedes son la locomotora que nos va a permitir echar a jalar este proceso”, comentó el presidente SAPAL.

Agregó que este acuerdo marca un precedente que refrenda el compromiso de SAPAL de trabajar en la extracción, suministro, distribución, tratamiento y reúso del agua, y destacó el papel  que representan los industriales para mitigar, con mejores prácticas, el estrés hídrico que existe en el municipio.

“Los curtidores tenemos que cumplir”

Ricardo Muñoz Arrona, presidente de la Cicur, comentó que haber logrado la adhesión de más de 70 empresas curtidoras al Preco es fruto de varios años de trabajo entre presidentes, directivos y empresarios comprometidos con la sostenibilidad.

“Los curtidores tenemos que cumplir con la parte que nos toca, así como cubrir los pagos de saneamiento en los volúmenes de las descargas”, expresó el líder empresarial.

Enrique De Haro Maldonado, director general de SAPAL, presentó los detalles de los convenios, donde se les garantizará igualdad de condiciones en un esquema de “piso parejo”, bajo los principios de legalidad, simultaneidad y universalidad.

Para fijar las tarifas, primero se establecerán tabuladores con diversas categorías de acuerdo con los distintos volúmenes de las descargas, así como su actividad industrial; y se cuenta con un periodo transitorio para que las empresas adecúen sus instalaciones para la colocación de los medidores que llevarán los registros de las descargas.

Jaime Alberto Dueñas Corona, consejero de la Cicur, habló de la necesidad de que los curtidores se adapten al uso del agua tratada en sus procesos. “La ciudadanía lleva mano para el agua potable de primer uso, es importante que la industria, cualquier industria, esté consciente de que tenemos que utilizar el agua de reúso para nuestros procesos”, señaló.

Te podría interesar

“Estados deben prevenir asesinatos de defensores de derechos humanos: experta ONU

Imparte curso SAPAL sobre mapeo Abierto de la gestión del agua

Realizan operativo intermunicipal en la capital, participan seis corporaciones policiacas

La crisis del agua está empeorando y se necesita una respuesta urgente: ONU