“Cuidadores” de coches ponchan llantas y cortan válvulas en el centro de la ciudad

Por Alicia Arias

 León, Gto. Cansados de los abusos que comenten los “cuidadores” de coches los fines de semana en el centro de la ciudad de León, ciudadanos que asisten a los bares y restaurantes de la calle Madero y sus alrededores, piden la intervención de las autoridades municipales.

Luis Carlos Robledo Pantoja buscó a Caracol en Movimiento para hacer público su malestar, pues en mes y medio le han cortado la válvula de las llantas de su auto en tres ocasiones.

Durante los fines de semana, principalmente los días viernes y sábado, los bares y restaurantes ubicados en la calle Madero y sus alrededores reciben un gran número de visitantes y  no todos dejan sus autos en un estacionamiento.

Luis Carlos es uno de los que prefiere ahorrase la cuota del estacionamiento y dejar su coche en los tramos de la calle 5 de Febrero, donde está permitido estacionarse durante la noche, así como en la calle Manuel Doblado.

“A pesar de que tránsito permite estacionarnos  en esos tramos y calles, los que se dicen cuidadores nos cobran porque dejamos los coches ahí y no es justo. Incluso, he dejado mi coche en la calle Manuel Doblado, donde no hay cuidadores y también me han cortado las válvulas”.

Del mes de junio a la fecha, Luis Carlos ha tenido que reparar en tres ocasiones una de las llantas de su auto porque dice que los “cuidadores” le cortan la válvula de la llanta. “No solo le sacan el aire, no se conforman con eso. Nos cortan las válvulas”.

Maritza Bañuelos, también ha sido víctima de las personas que “cuidan” los coches, principalmente en la zona de la 5 de febrero “porque lo he dejado en calles cercanas a la Pedro Moreno y ahí no nos hacen eso”.

“Pedimos a las autoridades que tomen cartas en este asunto porque ya somos muchos los afectados y las calles son públicas. No estamos dejando los coches en lugares prohibidos y estos señores se sienten dueños de las calles”, declaró Maritza.

Maritza contó que un sábado por la noche dejó su auto en la calle Manuel Doblado a fuera del número 214, donde no está prohibido estacionarse y al regresar por su coche ya tenía cortada la válvula de la llanta delantera del lado del copiloto, la que queda junto a la banqueta.

Comentó que unas personas que pasaban por el lugar y al ver lo que había pasado le dijeron que había sido uno de los “cuidadores” que estaba en la esquina, del cual proporcionó una fotografía.

“Nosotros no estamos haciendo nada malo. Dejamos nuestros coches donde está permitido y estos señores hacen de las suyas porque las autoridades se los permiten”, concluyó.

Te podría interesar

Propone Samantha Smith un ambicioso programa de obra pública de 16 vialidades

Le vamos a apostar a que las mujeres sean el motor del desarrollo de Guanajuato: Libia

Aseguran más de 100 mil dosis de diversas drogas

Celebrarán Fridas su primer Reto Ciclista en Guanajuato Capital con más de 555 participantes