Cinthya superó la COVID-19 estando embarazada y luego de un mes de hospitalización

Por Redacción

Imagen: Cortesía

León, Gto. Cuando Cinthya tenía 30 semanas de embarazo dio positivo al nuevo coronavirus y ante la gravedad de los síntomas que presentaba fue internada en el  Hospital general Regional (HGR) No. 58 del seguro social, donde los médicos decidieron interrumpir el embarazo con una cesárea para poner a salvo a madre e hija.

Cinthya tiene 38 años de edad pero logró vencer la COVID-19 aun en las difíciles circunstancias que se encontraba y que la llevaron a permanecer hospitalizada durante un mes en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Luego de acudir al médico privado y de no ver una evolución favorable al presentar tos seca, fiebre, fatiga, dolor de cabeza  y dificultad respiratoria, Cinthya decidió atenderse en el HGR No. 58,  donde fue valorada en el triage respiratorio y, posteriormente, ingresada a hospitalización para su atención.

“Nos fue muy bien. Excelente la atención, nos cuidaron muchísimo, todos muy amables y nos siguen otorgando seguimiento. No se puede comparar ni con un hospital privado porque nos tuvieron muy bien atendidas. Mi niña va evolucionando bien, ha ganado peso y ha tenido buena atención y no han encontrado nada irregular en ella”, contó Cinthya.

Compartió que al momento de ver positivo el resultado de su prueba COVID sintió mucho miedo y le preocupaba que su bebé no fuera a sobrevivir.

En el IMSS fue atendida por un equipo multidisciplinario ya que presentaba síndrome de insuficiencia respiratoria y se decidió la interrupción oportuna del embarazo, por alto riesgo de complicaciones a corto plazo. Se realizó cesárea y con ello mejoró de forma significativa su condición respiratoria. En su estancia hospitalaria tuvo que ser ingresada a la Unidad de Cuidados Intensivos, incluso a terapia intensiva para recibir apoyo ventilatorio por compromiso pulmonar severo y orgánico múltiple.

Después de 18 días fue posible retirar la intubación y se manejó con otros procedimientos porque requirió cada vez una menor cantidad de oxígeno y mantuvo la oxigenación en condiciones óptimas.

Al mes de estar hospitalizada fue dada de alta y días después, también, se dio el alta para recién nacida, ya que la bebé necesitó más tiempo debido a nació de manera prematura.

“Recomiendo la atención del seguro social. Para estas cuestiones tienen un equipo muy bueno y personal preparado. Estoy infinitamente agradecida con todo el equipo del hospital No. 58. Todos aportaron magníficamente y en mi recuperación tuvo que ver el trato que brindan”, comentó Cinthya.

Las complicaciones por COVID-19 es la primera causa de muerte materna en  México

La muerte materna por complicaciones debido a COVID-19 actualmente es la primera causa de muerte materna en el país. Las características presentadas por las pacientes generalmente tienen desenlace poco alentador. Pero la identificación y atención oportuna mejoran drásticamente  el pronóstico y evolución de la enfermedad, como fue en este caso.

Te podría interesar

No están prohibidos los Vales Grandeza en campañas electorales: gobierno estatal

Sin registro de contagios de COVID-19 en plan piloto de clases presenciales

No bajar los brazos, pide el candidato a diputado local Aldo Márquez

Crear un parque tecnológico, compromiso de Cabrera Sixto