“Cero Tolerancia” en materia vial, piden líderes de los cinco CCEs del estado de Guanajuato

Por: Alicia Arias

Imagen: Alicia Arias

 León, Gto. Los cinco Consejos Coordinadores Empresariales (CCEs) del estado de Guanajuato pidieron esta mañana a las autoridades estatales y municipales tener “Cero Tolerancia” en materia de vial debido al incremento del índice delictivo en la entidad, y no aumentar los impuestos ya existentes.

 Además, anunciaron que se reunirán con la Comisión de Hacienda en el Congreso del Estado para conocer a detalle la solicitud de deuda del gobierno estatal y la propuesta de reformulación del cobro del Derecho de Alumbrado Público (DAP).

Ante la inseguridad que se vive en el estado, los presidentes de los CCEs (León, Celaya, Salamanca, Irapuato y San Miguel de Allende) exigen a las autoridades del gobierno del estado y los ayuntamientos tomar medidas más enérgicas para atender la problemática. Así lo expresaron esta mañana en rueda de prensa celebrada en esta ciudad.

Proponen adoptar una política de “Cero Tolerancia” en materia vial que permita identificar e inspeccionar a conductores de vehículos sospechosos.

“Desde el pasado proceso electoral, a través del documento Propuestas Guanajuato 2018, hemos venido hablando de la necesidad de aplicar una política de Cero Tolerancia que consiste en aplicar al 100 por ciento todas las leyes y reglamentos establecidos para el buen funcionamiento del estado y, aunque reconocemos que en algunos municipios se han hecho esfuerzos en ese sentido, desafortunadamente no está resultando suficiente. Es por eso que hoy retomamos esta iniciativa de Cero Tolerancia, en la que vemos necesario que se sumen todos los ayuntamientos y el gobierno estatal”, comentó el presidente del CCE León, José Arturo Sánchez Castellanos.

Cambio de placas gratuito

La propuesta “Cero Tolerancia” incluye las siguientes medidas: incremento en el costo de las multas y sanciones de tránsito por circular en vehículos con vidrios delanteros polarizados, conducir sin licencia de manejo, manejar bajo influencia de sustancias tóxicas y conducir a exceso de velocidad.

También incluye realizar operativos de alcoholímetro diario y reforzarlos los fines de semana, hacer cumplir el arresto sin derecho a fianza a conductores en estado de ebriedad,  realizar revisiones permanentes a vehículos sospechosos, remitir a la pensión los vehículos sin placas o con placas ocultas o cubiertas,  hacer operativos permanentes de revisión de automóviles con placas extranjeras y realizar un replaqueo que permita actualizar el padrón vehicular, pues la última vez que se realizó una actualización fue hace 12 años.

Lo anterior, derivado de que en la mayoría de los delitos que se cometen en la entidad, los responsables huyen a bordo de unidades sin placas o con láminas sobrepuestas, por lo que sugirieron recurrir a un replaqueo que permita generar un padrón confiable.

“Desde luego, este replaqueo deberá ser gratuito para los ciudadanos. Sabemos que el Estado atraviesa un momento difícil en el tema de recursos, sin embargo, estamos convencidos de que se pueden generar economías o algún mecanismo para que a los ciudadanos no nos cueste y se pueda llevar a cabo la renovación del padrón vehicular que hoy es de 2 millones 104 mil 655 unidades”, añadió Sánchez Castellanos.

En la rueda de prensa también estuvieron presentes los presidentes de los CCEs de Salamanca, Raymundo Gómez García; de San Miguel de Allende, Ricardo Garrido; de Irapuato, Rafael Lamadrid; y de Celaya, Jesús Torres Ramos.

Los empresarios informaron que el próximo lunes se reunirán con la Comisión de Hacienda y Fiscalización el Congreso del Estado de Guanajuato para revisar a detalle la solicitud de deuda del gobierno del estado, así como el plan para la aplicación de los recursos.

“En este rubro, nuestra principal petición es que no se prioricen obras de relumbrón, sino aquellas que tengan mayor impacto social y que favorezcan a las constructoras pequeñas, que son las que más afectadas se han visto con la falta de obra pública. La intención es que se busquen esquemas para que las obras se asignen a un mayor número de empresas, con menores importes”, mencionó el presidente del CCE de Celaya, Jesús Torres Ramos.

No al aumento en los impuestos

Detallaron que en la reunión con la Comisión de Hacienda también dialogarán sobre la iniciativa para reformular el cobro del Derecho de Alumbrado Público (DAP) al considerar que las empresas atraviesan un momento crítico derivado de la recesión económica que vive el país, por lo que no es oportuno imponerle más carga tributaria.

“Consideramos que los municipios deben buscar alternativas para hacer frente al déficit que presentan actualmente, como lo han hecho algunos municipios con la sustitución de lámparas convencionales por luminarias LED. Ni en este impuesto, ni en otros como el predial, se puede considerar incremento alguno. Ante la situación económica que prevalece, es responsabilidad de los gobiernos eficientar su operación y generar ahorros que les permitan hacer frente a sus necesidades”, señaló Rafael Lamadrid, presidente del CCE de Irapuato.

Te podría interesar

Cumplen los 46 municipios con la entrega de Ley de Ingresos 2020, en tiempo y forma

Refuerzan gobiernos estatal y municipal labores de seguridad para Celaya

Instalan asientos rosas en transporte público de Guanajuato capital

Premian a ganadores del Concurso de Creatividad Artesanal 2019