Austeridad, piden a gobiernos de Guanajuato ante incremento de impuestos estatales

Por: Alicia Arias

Imagen: Archivo

 León, Gto.  Tras condenar los recortes presupuestales realizados por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador al estado de estado de Guanajuato, el Consejo Coordinador Empresarial de León (CCEL) pide a los gobiernos de la entidad ejerce su función con una verdadera austeridad.

Los empresarios miembros del CCEL emitieron su postura al respeto la tarde de este lunes mediante un comunicado de prensa, en el que dicen lamentar y ver con preocupación la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el estado de Guanajuato, “en el que se observa un castigo a la entidad cercano al .2 por ciento, que representa aproximadamente 3 mil 300 millones de pesos menos en términos reales”.

Respecto a la propuesta del paquete fiscal para Guanajuato que presentó el gobierno del estado esta mañana, y en el que se contemplan incrementos al impuesto cedular por ingresos por servicios profesionales de las personas físicas, al impuesto cedular por ingresos por arrendamiento de las personas físicas, al impuesto cedular por ingresos por actividades empresariales de las personas físicas, así como al impuesto cedular a la enajenación de inmuebles, al impuesto cedular por venta de bebidas alcohólicas en envase cerrado y al impuesto sobre hospedaje, los organismos del Consejo Coordinador Empresarial de León (CCEL) manifiestan lo siguiente:

“Condenamos que para 2020 el gobierno federal proponga un incremento de hasta un 60 por ciento de recursos para distribuirlos en programas asistencialistas, como el de “Jóvenes Construyendo el Futuro”, mismo que pasaría de 4 mil 500 a 7 mil 800 millones de pesos, así como el programa de “Becas Benito Juárez”, que incrementará de 17 mil 900 a 29 mil  millones de pesos”.

“El incremento en los recursos a estos programas no ha demostrado ser un factor real para la disminución de la desigualdad en México, sino que, por el contrario, han despertado nuevamente un sentido paternalista y han fomentado conductas improductivas en los ciudadanos -que se ha traducido en cero crecimiento económico y un freno a la generación de nuevos empleos-, y representa el presupuesto individual de 26 estados de la república”.

Un decremento ofensivo para Guanajuato

Los empresarios señalan que Guanajuato es la sexta entidad que más aporta a la economía del país y, en contraparte, y de acuerdo al análisis de Morena en la Cámara de Diputados del Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, el estado ocupa el penúltimo lugar a nivel nacional en gasto federalizado per cápita, “lo que hace evidente la inaceptable realidad de que por cada peso que Guanajuato aporta al Gobierno Federal, solo nos son devueltos 32 centavos”.

Estamos frente un ofensivo decremento en el presupuesto para nuestra entidad, que además de ser inequitativo e injusto, resurge el debate sobre el papel que juegan los estados en la Ley de Coordinación Fiscal, por lo que comprendemos que, derivado de ello, los gobiernos estatales, incluido el de Guanajuato, deban recurrir a otras medidas para fortalecer sus finanzas, tales como los incrementos de impuestos antes citados.

“Reconocemos la importancia de que la totalidad de estos impuestos sea deducible en el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) federal, de forma que los contribuyentes guanajuatenses estaríamos pagando más impuestos locales y menos impuestos federales, lo que significa una buena medida para que Guanajuato pueda “recuperar” “parte de lo que nos está quitando el gobierno federal, aunque seguirá existiendo un boquete importante, pues con estos ajustes, Guanajuato solo podría recuperar 600 millones de pesos”, señalan los empresarios.

No castigar solo a los contribuyentes

“No se puede solo castigar a los contribuyentes para hacer frente a los recortes de la federación; también es totalmente indispensable que el Estado, el legislativo local y el municipio, adopten las siguientes medidas internas que dejen en claro que el sacrificio lo debemos de hacer todos, ciudadanos y gobierno”.

Son seis las medidas que piden a los funcionarios del congreso del estado, gobierno estatal y municipal: 1) plan de recortes reales y visibles al presupuesto de egresos estatal, eliminando gastos innecesarios como celulares, regalos, alimentos, viáticos, automóviles para personal administrativo, gastos en publicidad y producción de eventos, etc.

2) Seguir aplicando reducciones permanentes a la nómina estatal, delimitando prestaciones excesivas en aguinaldos, bonos, primas, etc. y eliminando las plazas otorgadas por amiguismos, padrinos, favores de campaña, cuotas de partido, etc. así como la desaparición total de los contratos por honorarios.

3) A nivel municipal y en el poder legislativo piden eliminar los asesores, asistentes, choferes, etc., sobre todo, para síndicos, regidores y diputados;  a) Eliminación de programas estatales que no sean prioritarios o que no estén teniendo el impacto esperado.

5) Aplicación del endeudamiento solo a inversión y nunca al gasto corriente y 6) un verdadero programa agresivo y medible para ampliar la base formal de contribuyentes incorporando a los informales, pues la premisa de que siempre paguen los mismos ya es insostenible.

“Estas medidas deben de ser un compromiso ineludible para el gobierno del estado, organismos públicos, organismos autónomos, municipios y poderes legislativo y judicial, pues sería totalmente inaceptable que este sacrificio solo se le esté pidiendo a la sociedad y no a las autoridades de todos los niveles”, concluye el sector empresarial de León.

Te podría interesar

OSUG, Laura Reyes y Coro UG festejarán “La meca de la música”

Sesiona la Comisión de DD.HH. y Atención a Grupos Vulnerables

Carrera nocturna Buff celebrará diez años como imán del turismo deportivo

Anuncia Navarro presentación de la Policía Montada de Guanajuato Capital