La cineasta Ruth Figueroa prepara un nuevo video danza: “Alborada”

Alicia Arias

León, Gto. Alborada es una composición poética que mezcla la danza contemporánea con la danza y movimiento de los animales. Es el segundo trabajo cinematográfico de ese género de la cineasta jalisciense Ruth Figueroa, quien radica en León desde hace seis años.

Unir el lenguaje cinematográfico, la danza y los animales en un proyecto “es algo que había querido hacer desde hace muchos años, pero no me había decidido”, comenta en entrevista Ruth Figueroa.

Y explica: el video danza no es el simple registro de un video, sino fusionar el lenguaje cinematográfico con la danza. Es un cortometraje del género video danza.

Ruth se ha decidido a trabajar con la danza porque “me gusta mucho la expresión corporal de la danza” y desde que escuchó la canción  Zitherbell, de la cantante Natacha Atlas, supo que era la indicada y cuando conoció a la bailarina, “también dije, pues ella es la indicada” porque cumplía con todo el concepto que Ruth había creado.

Ruth comenzó, como toda artista, a partir de un concepto creativo, y para ello se puso a buscar los elementos que pudieran apoyar en desarrollarlo.

En la marcha, cambió el proyecto original de un bailarín con su caballo, porque se dio cuenta que el proceso sería largo, pues no es fácil  encontrar a alguien que sepa montar y domar un caballo y que, además, sepa bailar.

Cuando Ruth escuchó la canción de Natacha se decidió a cambiar el personaje masculino por una mujer y, entonces, todo lo adaptó para que fuera “como un sueño”, basándose en referencias que le causan una gran fascinación, como la muerte de Ofelia, la mitología, etc.

Con una bailarina en mente, Ruth buscó en redes sociales a la que sería el personaje principal, y para ello se apoyó en las redes sociales, convocó a un casting y resulta que la bailarina que le interesaba, María León, fue la única que no acudió, así que Ruth decidió contactarla mediante su cuenta de Facebook y le dijo: “Tengo un proyecto. Yo te vi y tú eres la indicada”. Así fue como la invitó a participar.

Después de charlar sobre el proyecto y llegar a un acuerdo, como renunciar al desnudo, Ruth comenzó a buscar los caballos adiestrados que necesitaba y encontró a las empresas Cuadra el Centenario y  Contacto Animal.

Así consiguió los caballos, búhos, lechuza y un halcón, y a los profesionales para el manejo de los animales.

En la búsqueda de los caballos Ruth conoció a Christian Díaz, el entrenador de los corceles, en Cuadra El Centenario.

“Desde que lo conocí le dije: tú vas a ser actor también y quiero que participes en el corto. Se lo dije tres meses antes. Él era el encargado de que luzcan los movimientos de los caballos, pero le dije: ‘lo tienes que hacer tú porque no lo puede hacer la bailarina. Entonces, él se volvió parte de los personajes”.

Así que Cristian se convirtió en actor y parte de la producción para el manejo de los caballos, al igual que María de León hizo cosas que van más allá de su participación como bailarina, “fue una actriz”.

“Sin importar lo que hayamos hecho anteriormente, queremos dar a conocer nuestro trabajo. Aquí tuve la fortuna de integrar a gente muy destacada. Yo sé que nunca habían hecho cine pero yo sabía que iba a funcionar”, expresa la cineasta convencida de que así es.

“Era tener toda una explosión de emociones para mí”

“En este proyecto está incluido todo lo que más amo en esta vida: la danza, la música árabe, los animales, los escenarios naturales tan bellos”, comenta la entrevistada con una emoción que no puede ocultar.

Y agrega: “Era tener toda una explosión de emociones para mí” mientras rodaba.

Durante la grabación Ruth tuvo que ir modificando el concepto pues si veía que un animal no quería participar, “yo lo iba a respetar” pero, “afortunadamente todos quisieron salir”, aunque en una escena a la bailarina se le escapó el búho y el domador tuvo que correr cerca de 100 metros en campo abierto para recuperarlo.

Fue una experiencia muy peculiar porque, cuenta Ruth, la bailarina nunca había tenido contacto con animales, “fue muy guerrera” y días antes la llevó para que conociera al caballo y se pudieran entender.

“Todo pudo haber pasado, era realmente un riesgo”, comenta, pues eran conscientes de que estaban trabajando con seres vivos y de que, que tal vez, la escena no iba a quedar tal cual se tenía planeada “porque, pues, son animales”.

Por ejemplo, relata, “el último día del rodaje yo quería que el caballo relinchara dentro del agua. Lo hizo a medias de como lo había imaginado, y esa es la parte en la que uno tiene que ser responsable y decir: no quiere, y ya”.

La grabación de Alborada se realizó en tres  locaciones, dos en León y una en Lagos de Moreno con la participación de Ruth Figueroa como guionista, productora y directora; Bailarina, María de León, bailarina y actriz; Christian Díaz, actor y responsable del manejo del caballo; Omar Ramírez, decoración; Pato Gómez, fotografía para el arte gráfico; Laura Méndez, asistente de dirección; Adrián Ibarra, asistente general; Gastón Ortiz, cinefotógrafo; Mayela Vallejo, maquillista y vestuarista; y María Gabriela Franco, chef encargada del catering.

Además de la buena fortuna de haber encontrado a las personas necesarias para el corto, Ruth logró que la autora de la canción que Zitherbell, Natacha Atlas, le cediera los derechos para utilizarla en el corto.

Actualmente la cineasta trabaja en la postproducción y próximamente anunciará la premier.

Alborada

Alborada es una “composición poética que celebra la luz y la llegada de un nuevo día a través de un sueño donde la expresión libre del movimiento de la danza contemporánea conecta celestialmente con enigmáticos animales sagrados, uniendo sus almas al vaivén de una atmósfera de paz con melodía onírica, evocando el valor de la vida”.

Te podría interesar

OSUG celebra las fiestas patrias interpretando a compositores mexicanos

Se estrena película “Sonriendo con el Corazón” grabada en Guanajuato capital

En noviembre se presenta la nueva producción operística del Teatro del Bicentenario 

Galería Azul Añil y Galería 1010 crean alianza en Guanajuato